Las camas solares son una causa comprobada de melanoma y otros tipos de cáncer

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Salud y Oncología

Las cámaras de bronceado, debido a los rayos UV, pueden ocasionar directamente enfermedades asociadas con el crecimiento acelerado de células cancerígenas

Las camas solares son un dispositivo que emite radiación, según Gigahertz estos objetos cuentan con 97% de rayos ultravioletas (UV) para producir un bronceado cosmético. Las cámaras de bronceados regularmente usan lámparas fluorescentes que tienen una mezcla de fósforo diseñadas para emitir rayos UV en un espectro similar al sol, por lo general estas camas de bronceado cuentan con 12 a 18 lámparas con 100 vatios de potencia, mientras que los sistemas que se encuentran en los salones de bronceado pueden contener de 24 a 60 lámparas con 100 a 200 vatios de potencia.

También existen camas de alta presión que cuentan con lámparas de cuarzo totalmente especializadas con sistemas de reflectores y filtros, el uso de este tipo de cámaras es mucho más escaso debido a su difícil acceso pues muchos usuarios las evaden por sus precios.

El reemplazo de la luz solar por rayos UV y su perfil de seguridad

Según la Mayoclinic las cámaras de bronceado no son una alternativa segura que reemplace la luz solar, ya que la radiación ultravioleta daña la piel independientemente de la fuente de la cual esta se origine. La exposición aumenta el riesgo de cáncer de piel, envejecimiento prematuro de la piel y daño ocular.

Los expertos hallaron un incremento de melanoma del 75% en quienes usaron por primera vez las cámaras de bronceado en la adolescencia o en los 20 años de edad.

Cámaras de Bronceado y el cáncer

De acuerdo a la BBC las camas solares son responsables de casi 3500 casos de melanoma cada año en Europa y unas 800 muertes. Según investigaciones de British Medical Journal (BMJ) (Revista Médica Británica), miles de casos de melanoma y otras formas de cáncer pueden prevenirse si se evita la exposición a estos aparatos de bronceado.

Una investigación en 2005 encontró que los jóvenes que comenzaban a someterse a sesiones de camas solares durante la adolescencia o los primeros años de la adultez mostraban un alto riesgo de melanoma en comparación de quienes no lo usaban, el riesgo es particularmente alto entre los menores de 18 años porque la piel de estas personas es más sensible al daño que causa la radiación ultravioleta.

De acuerdo a la organización Cancer Research Uk, cada día en el Reino Unido dos personas menores de 35 años son diagnosticadas con melanoma maligno, la forma más letal y agresiva del cáncer de piel.

El grupo investigativo encontró que de los casi 64.000 nuevos casos de melanoma cutáneo que se diagnostican en Europa cada año, unos 3500 (5,4%) están vinculados al uso de camas solares.

Es muy importante hacer un énfasis en que la estética y la vanidad deben de dejarse a un lado cuando se trata de la salud y la calidad de vida de los pacientes, pues es muy importante cambiar de hábitos y rutinas, más aún cuando existen fuertes relaciones entre el uso de cámaras o camas de bronceo con el cáncer de piel.

Related Posts