La guía de nutrición para pacientes con cáncer

Agencia latina de Noticias y Salud Pública| Salud y Oncología

La alimentación en pacientes que tienen los diversos tipos de cáncer deben tener en cuenta que una dieta balanceada, proporcionada y sobre alta en cierto tipo de alimentos, es muy importante con el fin de recuperar o aliviar partes del organismo que se han afectado, por el patógeno y sus duros tratamientos, además de todas las preguntas que pueden tener los pacientes.

Es por este motivo que la  hematóloga oncóloga Anna Di Marco y la licenciada en nutrición dietética Glenda Acevedo han creado una guía de nutrición con el fin de que los pacientes puedan resolver sus dudas  y así mismo puedan tener una ayuda con su alimentación.

El primer consejo que dan estas especialistas son los tres alimentos diarios que consume un paciente en el día, es decir desayuno, almuerzo y cena un ejemplo claro de lo que se debe comer es: para el primer tipo de alimento se debe consumir un batido de frutas, un huevo revuelto con vegetales y una merienda de seis nueces, para el almuerzo es preferible pechuga de pollo, arroz blanco, vegetales y una merienda de un yogurt de seis onzas bajo en grasa y por último para la cena un filete de pescado, papas salteadas en aceite de oliva, vegetales y una merienda de galletas de soda con queso.

El consumo de complementos

Las multivitaminas y los suplementos alimenticios  son beneficiosos pero en ciertas circunstancias, por ejemplo, cuando se presenta una baja peso sin algún tipo de planificación ya sea por pérdida de apetito o que el paciente no se está alimentado de una manera adecuada durante las tres comidas diarias.

Los suplementos nutricionales como lo son las vitaminas y los minerales entre otros, son muy necesarios para evitar que se rompa el tejido corporal, sanar heridas combatir cualquier tipo de infección y recuperarse de cualquier tipo de procedimiento quirúrgico. 

Consejos para el tratamiento por quimioterapia

La quimioterapia es un proceso arduo, complejo y conlleva en algunos casos un largo tiempo para tratar el cáncer, algunos pacientes presentan consecuencias al someterse a este tratamiento como lo son síntomas físicos, es por eso que para todos ellos existe una ayuda para poder sobrellevarlos o mejorar cualquier tipo de manifestación por estos procedimientos.

-Náuseas: Evitar los olores fuertes de la cocina; antes de acceder a los tres tipos de alimentos diarios, comer galletas o algo seco, con el fin de empezar el proceso de digestión; los alimentos fríos son más tolerables que los calientes; los tipo de té como jengibre y manzanilla alivian este síntoma.

-Acidez: Ingerir alimentos mientras se están sentado, no comer acostado; masticar bien y de forma adecuada; limitar los alimentos picantes y con alcohol; no ir a dormir con el estómago lleno es preferible esperar tres horas para ir a la cama.

-Diarrea: Limitar el consumo de comidas fritas y gaseosas; no consumir cafeína; no fumar; mantenerse hidratado.

-Estreñimiento: Aumenta el consumo de fibras, por medio de frutas y vegetales; el consumo de agua es muy importante.

-Cambio de sabor: Esto se debe a una alteración en las papilas gustativas. Consumir alimentos condimentados, usar limón u otros cítricos, ajo, cilantro y especias le dan más sabor a los alimentos.

El desayuno antes de la quimioterapia

La primera comida del día siempre es la más importante, ya que rompe el ayuno de las horas de sueño. Sin embargo, la quimioterapia puede causar algunos efectos secundarios como náuseas y vómito si se comió justo antes del tratamiento. Es por eso que se recomienda que este se adquiera por lo menos dos horas antes del procedimiento.

Evitar consumir vegetales frescos

Se debe evitar el consumo de cualquier tipo de verdura fresca o alimento crudo cuando el paciente está bajo el tratamiento de inmunosupresores, es decir, cuando se bajan en alto grado las defensas, para que el tratamiento contra el cáncer sea más efectivo. Las frutas o verduras deben estar cocidas o pre-paradas, se debe evitar que los alimentos sean una causa para alguna infección.

El azúcar y el cáncer

La glucosa no afecta en lo absoluto la enfermedad, pues no existen pruebas que determinen que el cáncer es causado por el azúcar, pero sí hay pruebas que afirman que el consumo excesivo de este producto pueden llevar a los pacientes a un estado de obesidad y ésta cuando es grave pasa a un estado mórbido, el cual es un factor de riesgo para el cáncer.

 Mantener un peso adecuado

Como la obesidad es un gran riesgo para el cáncer se debe tener en cuenta los alimentos que comen  y las bebidas que se ingieren, es por eso que se debe hacer: 

1.  Consumir muchas frutas y verduras para aumentar las fibras y vitaminas además de minerales.

2.  Evitar comidas grasosas, que las carnes sean magras y consumir mucho pescado (carne blanca).

3.  Aumentar el consumo de cereales integrales y disminuir las azúcares simples o alimentos altos en éste como jugos y refrescos.

4.  Realizar algún tipo de ejercicio al menos 30 minutos al día.

Algunos tips

-Tomar agua embotellada.

-Cocinar los alimentos de manera completa superior a los 150 grados F, en el centro del producto.

-Lavar bien los vegetales y frutas.

Es muy importante seguir los consejos de estas especialistas, ya que los pacientes que poseen esta enfermedad muchas veces necesitan de un apoyo o una ayuda como esta es primordial que ellos se sientan acompañados y aconsejados de la mejor manera para así poder superar cualquier adversidad consecuencia de este patógeno.

Related Posts