¿Puede el paciente presentar confusiones mentales o delirios durante el cáncer?

El desarrollo de  efectos secundarios, como estos, pueden darse cuando el paciente es sometido a determinados fármacos o procedimientos de manera exhaustiva y continua, en su mayoría transitorios y otras afectar la salud del paciente.

La presencia de, confusiones, en un paciente se pueden manifestar por un deterioro neurológico determinado, algunas veces estas irregularidades suelen desarrollarse por la intensidad a la que es sometido determinada persona a terapias que pueden perjudicar la salud cognitiva del mismo.

En el caso de la oncología, algunos medicamentos pueden ocasionar daño en las funciones motoras y cognitivas del individuo, asimismo aquellas terapias que están siendo dirigidas a la zona superior del paciente, y donde puede verse también deteriorada de manera temporal, de acuerdo a Cancer.Net algunas de las causas básicas de un deterioro durante la patología del cáncer:

  • Determinados fármacos usados en la quimioterapia.
  • Medicamentos empleados contra algunos efectos secundarios como náuseas o alergias.
  • Algunos analgésicos.
  • Fármacos utilizados para el sueño.
  • Medicamentos de tipo esteroide.
  • Exceso de contenido mineral en la sangre.
  • Deshidratación debido a algunas terapias empleadas en el cáncer.
  • Exceso o escasez de glucosa en la sangre.

Sintomatología

Desde el diagnóstico de cáncer hasta su tratamiento y la remisión del paciente, es importante que el paciente esté al tanto de su estado de salud y así mismo una vez se identifique algo que esté mal se dirija de inmediato a su médico de cabecera con el fin de  evitar comorbilidades nuevas o empeorar diagnóstico. De acuerdo a Cancer. Net estos son los síntomas más comunes de confusiones mentales:

  • Reducción de la capacidad de concentración en el individuo.
  • Dificultad para recordar acontecimientos o palabras al comunicarse.
  • Se comunica de manera extraña al hablar y comportarse en un contexto no habitual.
  • El paciente se pierde fácilmente.
  • No tiene un hábito nocturno y de descanso.
  • Cambios inminentes en la personalidad.
  • Alucinaciones constantes.

Es trascendental que cuando aparecen algunas irregularidades sobre todo en la parte comportamental y accionar del paciente, se tome en cuenta la probabilidad de que algo está pasando a nivel neurológico, pues la prevención es la solución ante una probable manifestación más severa que podría agravar el estado de salud del individuo.

Related Posts