Metástasis: diagnóstico crónico que puede presentar el paciente oncológico

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Salud y Oncología

Existen varias complicaciones que pueden presentarse en un paciente oncológico la diseminación de las células cancerosas es una de ellas

Existen algunos tipos de cáncer que tienden a ser mucho más agresivos que otros, esto depende de la zona donde se haya desarrollado la enfermedad, el cáncer de tipo avanzado es aquel padecimiento que no tiene cura así se lleven a cabo los diversos tratamientos.

Los tipos de cáncer que se consideran avanzados también pueden ser denominados como metastásicos. La metástasis es la multiplicación del cáncer en zonas próximas a la zona de origen de la enfermedad, las células cancerígenas pueden viajar por medio del torrente sanguíneo o a través del sistema linfático, llegando incluso a afectar el sistema óseo.

Según la American Cancer Society no todo cáncer avanzado es aquel que se ha diseminado a otras partes del organismo, también se trata de aquellos tumores que se localizan cerca a órganos vitales o en el torrente sanguíneo. Asimismo existe una diferencia entre los tipos de cáncer avanzado y metastásico, por ejemplo, existe el cáncer testicular que tiende a  propagarse por otros lugares del organismo pero este puede ser tratado y el paciente puede recuperarse.

Síntomas de una metástasis

Cuando un paciente oncológico tiene una recaída en su enfermedad o esta se agrava puede presentar algunas señales de alarma que indican que el cáncer ha hecho metástasis. Es importante que se conozcan estas señales con el propósito de prevenir esta reacción, de acuerdo a la Mayo Clinic los indicios más relevantes son:

  • Dolor en los huesos: cuando un cáncer se propaga tiende a afectar los huesos, es por eso que la mayoría de personas pueden sentir molestia o dolor en algunas zonas específicas del cuerpo.
  • Fractura de huesos: cuando las células cancerosas se adhieren al sistema óseo, los niveles de calcio se reducen causando la cristalización de los huesos.
  • Incontinencia urinaria e intestinal: este es uno de los síntomas más comunes y se caracteriza por el poco control de los esfínteres.
  • Debilidad en miembros superiores o inferiores: la metástasis tiende a reducir el volumen muscular afectando la fuerza y vitalidad de los brazos o piernas.
  • Hipercalcemia: esto ocurre cuando existen altos niveles de calcio en la sangre, lo que ocasiona efectos secundarios como vómitos, náuseas y fuertes dolores de cabeza.

Factores de riesgo

Existen algunos padecimientos que pueden acelerar la condición de una metástasis, aunque también depende de la gravedad del cáncer y su localización, también algunos tejidos promueven que las células cancerosas se diseminen y lleguen a otras partes del cuerpo, los cánceres que presentan mayor incidencia en la metástasis son:

  • Cáncer de mama.
  • Cáncer de riñón.
  • Linfoma.
  • Mieloma múltiple.
  • Cáncer de próstata.
  • Cáncer de tiroides.

Es importante que se tenga en cuenta que existen algunos tipos de cáncer que necesitan de mayor cuidado y seguimiento para prevenir algún tipo de metástasis ya que esta reacción tiende a bajar en gran proporción las probabilidades de supervivencia y un tratamiento eficaz contra el padecimiento.

Related Posts