¿Son seguras las pastillas bronceadoras y otros productos para la piel?

shutterstock_457550407

La mayoría de los tipos de cáncer de piel son causados por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV). Generalmente las personas se exponen a la luz solar pero en algunas ocasiones puede proceder de fuentes artificiales como camas bronceadoras y lamparas solares.

Las personas que se exponen demasiado a los rayos ultravioleta tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel.

Existen varios productos que afirman brindar un bronceado sin exponerse a la radiación UV. Sin embargo, algunos pueden ser eficaces pero otros no e incluso podrían ser perjudiciales, señala la Asociación Americana contra el Cáncer.

Las pastillas bronceadoras tienen aditivos de colores similares al betacaroteno que es la sustancia que le da a las zanahorias el color naranja. Al ingerirlos los estos aditivos son depositados en todo el cuerpo, en especial en la piel para tomar un color similar como naranja.

LA FDA ha aprobado algunos de estos productos para los alimentos pero no han sido aceptados para el uso de agentes bronceadores, pueden ser perjudiciales en los altos niveles que son usados.

El ingrediente principal en la mayoría de las pastillas son la cantaxantina que puede manifestarse haciendo que los ojos se vean cristalinos y amarillentos, en consecuencia podría causar un deterioro en la capacidad visual.

Aceleradores de bronceado

Se pueden encontrar en lociones o pastillas que contienen tirosina animoácida o sus derivados, estas no son eficaces y pueden ser peligrosas, advierte la Asociación. Cabe resaltar que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), no ha autorizado ninguna pastilla bronceadora.

Bronceadores y curtidores sin luz solar

Estos productos son hechos de aditivos de color aprobados por la FDA para el uso cosmético y se aplican en la piel para teñir el color durante un corto tiempo.

Por otro lado, los curtidores sin luz sola que son conocidos como extendedores son aplicados a la piel como lociones o cremas que interactúan con proteínas que hay en la superficie de la piel para dar un color más oscuro.

La dihidroxiacetona (DHA) es un aditivo de color aprobado por la FDA y se usa comúnmente para los curtidores sin luz. La DHA está aprobada solo para uso externo y no debe inhalarse ni usarse en la boca, los ojos o la nariz.

La Asociación Americana contra el Cáncer recomienda leer las etiquetas de los productos para saber si contienen ingredientes de bloqueador solar ya que algunos no lo ofrecen.

Related Posts