Consejos para planificar un buen hábito alimenticio durante el cáncer

Agencia Latina de Noticias Medicina y Salud Pública | Salud y Oncología

Tener una buen hábito para comer es esencial durante una enfermedad crónica como el cáncer, asimismo tener en cuenta qué tipo de nutrientes son requeridos

La alimentación y planificación de comidas durante el cáncer es muy importante ya que durante este lapso de tiempo el individuo necesita de determinados componentes y elementos para poder combatir y sobrellevar la enfermedad, muchas veces este hábito de primera necesidad puede jugar un papel muy importante en el pronóstico y recuperación del paciente.

Algunos expertos recomiendan que llevar una dieta balanceada llena de proteínas en especial omega 3, vegetales y frutas pueden ayudar a crear una “barrera” de protección frente a la manifestación de tumores y posiblemente reducidas por la enfermedad o efectos secundarios que se producen de la misma o sus tratamientos. De acuerdo a la página Cancer.Net, existen 7 consejos que pueden ayudar al paciente a mejorar este hábito y a buscar una rutina:

Originar una estrategia

Es de suma importancia que el paciente se comunique directamente con su equipo de apoyo para que tenga en cuenta que tipo de alimentos son necesarios y reciba los nutrientes adecuados durante la enfermedad.

Mantener un equilibrio

Durante el cáncer pueden haber algunas complicaciones o efectos secundarios como la falta de apetito, es por eso que, el paciente debe asegurar comer adecuadamente y recibir de forma balanceada, proteínas, carbohidratos y todo aquellos elementos que requiere.

Sencillez 

Es necesario que el paciente tenga en cuenta determinados ingredientes que no solo lo nutran sino que también sean agradables para él, de esa forma, la laminación será algo a gusto.

Tener opciones

Variar la alimentación es recomendable ya que de esta manera el paciente no se aburrirá de determinado aliento, puede que cierta fruta, proteína o verdura más adelante el individuo cree una sensación desagradable, por ende, se aconseja que siempre coma algo diferente.

Días anímicos

Existen algunos días donde el paciente suele tener una buena energía y buena disposición, estos instantes deben aprovecharse para que prepare buenas comidas y se alimente de la mejor manera.

Tener en cuenta algunas variedades y opciones

El paciente podrá tener días en los que no quiere preparar nada, por eso es importante que tenga siempre alimentos alternativas  que sean buenos para él, como aquellos ya preparados que suelen tener alto contenido nutricional.

Ayuda de familiares y amigos

Siempre es trascendental contar con familiares y amigos que puedan ayudar al paciente a manejar una rutina alimenticia adecuada y mejor aun preparando algunas comidas sanas que lo beneficiaran.

Llevar una vida sana es una manera de combatir directamente al cáncer, es importante que el paciente tenga presente qué tipos de alimentos son benéficos y perjudiciales durante su condición , pues de esta manera podrá mejorar notablemente y llevar una mejor calidad de vida.

Related Posts